Consultorio Financiero Mibanco: ¿Qué debemos priorizar y tener en cuenta ante el impacto del Fenómeno El Niño?

Estamos próximo a empezar el último trimestre del año y con ello también la llegada del fenómeno El Niño (FEN), cuya intensidad se espera sea moderada, aunque aún no se sabe con certeza cual sea su real impacto en nuestro país. El incremento de temperatura en las aguas, las lluvias, inundaciones, huaicos y reducción de especies marinas son algunas de las variaciones naturales que podrían afectar de manera relevante y directa a la costa norte y centro del país, y en menor medida la sierra norte y sierra centro-sur.

Ante este panorama y para estar preparados, el Consultorio Financiero Mibanco llega con más información y recomendaciones para que nos permita estar preparados ante la eventualidad de que la naturaleza afecte nuestro hogar, negocio o el centro de labores. 

  1. El FEN es un evento climático caracterizado por el calentamiento anormal del océano pacífico, que ocasiona inundaciones, huaicos, deslizamiento de tierras, ¿qué podemos hacer? En cualquiera de los casos, siempre debes:
    1. Mantener la calma.
    1. Permanecer en tu vivienda si es seguro o evacuar hacia zonas de seguridad.
    1. Estar informado y atento a las noticias, además de seguir las instrucciones de las autoridades.
  • Sin embargo, la materialización de cualquiera de estos desastres puede significar el desabastecimiento de algunos recursos esenciales en nuestro día a día, cómo el agua, la energía eléctrica y los alimentos. Hay que estar preparados con antelación.

Ante la posible escasez de agua:

  • Cuida tus reservorios, mantenlos en buenas condiciones, limpios, desinfectados y cubiertos con tapa.
    • Almacena agua según la cantidad de personas en el hogar y la cantidad de días.

Frente a los cortes de energía eléctrica:

  • Hay que tener en casa una radio a pilas, para estar informado; iluminación de todo tipo: velas, linternas o focos solares.
    • Además, si tu negocio depende de la energía, es necesario que tener energía alterna (grupos electrógenos) para que puedas darle continuidad a tu negocio.

Para evitar el desabastecimiento de alimentos:

  • Estima el alimento disponible que puedas necesitar en tu familia.
    • Identifica los comedores populares y ollas comunes cerca de tu vivienda o negocio.
    • Coordina con los representantes de la comunidad la ración alimentaria según la población.
  • También debemos prever las enfermedades y plagas que se puedan presentar. El desabastecimiento de recursos esenciales; así como, el hacinamiento y contaminación pueden provocar enfermedades como las que se transmiten a través de insectos, respiratorias, gastrointestinales, enfermedades de la piel y relacionadas con el estrés.

Para prevenir la reproducción de enfermedades trasmitidas por insectos, indispensable tapar los recipientes que tengan agua, evitar el agua estancada, no arrojar basura en calles o baldíos. Además, para evitar la picazón:

  • Usa repelente
    • Utiliza ropa fresca y clara que cubra brazos y piernas

En el caso de las enfermedades respiratorias, la vacuna contra la influenza es la manera más eficaz y segura de protegerse. Además:

  • Lávate bien las manos con agua y jabón (o desinféctalas con alcohol en gel) y sécalas bien.
    • Abre las ventanas para ventilar los ambientes.
    • Cubre tu boca y nariz al toser.
    • Si el clima es frío, abrígate y en especial a los niños y adultos mayores.

Para evitar las enfermedades gastrointestinales, contar con agua potable es la clave:

  • Utiliza bidones de agua cerrados.
    • Dispón de pastillas purificadoras.
    • Consume agua hervida, lava los alimentos y consúmelos siempre cocidos.

Para prevenir las enfermedades de la piel, cámbiate de ropa diariamente, lava tu cuerpo cuando entre en contacto con agua contaminada, evita tocar heridas y ojos y mantén tu higiene diaria. Además:

  • Cuenta con ropa impermeable y utiliza zapatos que impidan el ingreso del agua.
    • Mantén los ambientes limpios y prepara tu botiquín.

Finalmente, y no menos importante, también podemos prevenir las enfermedades del estrés:

  • Identifica personas que te puedan ayudar (tu unidad de contención).
    • Siempre habla con alguien sobre tus sentimientos.
    • No te culpes ni te frustres por lo que no se pudo hacer.
    • Identifica números de emergencia o ayuda psicológica.

La prevención es esencial. Juntos, podemos minimizar los riesgos y afrontar con éxito los desafíos que el Fenómeno El Niño nos pueda plantear.