Retos y soluciones que atraviesan los emprendedores mayores de 50 años

Vivimos en una era de interconexión global, donde la globalización ha estrechado vínculos no solo a nivel social, sino también en el ámbito laboral. Desde Tokio hasta Lima, observamos procesos de producción similares, homogeneizando métodos y universalizando dinámicas. La tecnología ha transformado la forma en que los empresarios operan, priorizando ahora el pragmatismo sobre la productividad, la lealtad a la marca y la solidaridad entre colegas. Quienes no se adaptan a estas demandas enfrentan la posibilidad de ser arrastrados por la corriente implacable del cambio.

En este contexto, el 85% de las mujeres emprendedoras en el país enfrenta responsabilidades familiares, y la organización AWE busca proporcionarles independencia financiera. Para los jóvenes, familiarizados con la tecnología, esta transición puede parecer sencilla, pero los adultos pueden encontrarse en situaciones confusas sin un rumbo claro. La Fundación Romero destaca los desafíos que enfrentan los empresarios mayores de 50 años.

Contrario a lo que podría pensarse, la transformación digital no debería asustar a aquellos menos familiarizados con ella; por el contrario, se insta a acercarse a sus oportunidades y facilidades. La edad ya no limita a quienes desean emprender, ya que los beneficios tecnológicos encuentran en la experiencia y conocimiento acumulados a lo largo de los años su aliado perfecto.

Según un informe de Ipsos sobre la Generación Plateada 2022 (mayores de 50 años), más del 50% de ellos tiene previsto vivir de un emprendimiento. La Fundación Romero define a estos emprendedores mayores como “visionarios” que superan las expectativas convencionales para construir negocios exitosos.

Marite Duarte, consultora especialista en Longevidad y Economía Plateada, destaca cinco factores clave para emprender con éxito a una edad más avanzada. En primer lugar, la experiencia se convierte en un activo valioso, ya que la vasta trayectoria profesional y la red de contactos adquirida a lo largo de los años son herramientas fundamentales. Además, es crucial desarrollar la mentalidad emprendedora, cultivar nuevos hábitos, mantener la disciplina y gestionar eficientemente el tiempo y los recursos.

La Fundación Romero enfatiza la importancia de la constante innovación y ofrece cursos gratuitos a través del Campus Romero como parte de su programa de Becas Generación Plateada. Finalmente, se destaca que los emprendedores mayores no deben temer a la innovación, sino abrazarla con entusiasmo y determinación, aprovechando su experiencia y conocimiento acumulado para contribuir significativamente al mundo empresarial.