Un universo paralelo

Imagínense una realidad paralela. Una realidad distinta en la que uno pueda experimentar plenamente sus cinco sentidos. Una realidad totalmente independiente en la que uno se inserta físicamente y vive otra vida.  Esta realidad es ahora posible y se llama el Metaverso.

El universo como lo conocemos por ahora tiene cuatro dimensiones: ancho, altura, profundidad y tiempo. Lo importante de estas dimensiones es que son absolutamente cuantificables y se sienten, se viven y se experimentan. Sin embargo, las distancias que tenemos que atravesar para vivir en este mundo son aún lejanas.

Además, todo lo físico que experimentamos en la vida tiene sus límites y es que antes de la llegada del internet recurríamos a la conexión tangible entre seres humanos. Tomábamos el teléfono y agendábamos una cita con un amigo o un colega de trabajo creando enlaces materiales. De esta forma, el propio universo nos obligaba a desplazarnos hasta cualquier reunión acordada generando una relación bilateral.

Hoy la distancia se ha digitalizado y es en este espacio intangible y digital donde aparece un universo paralelo. El Metaverso es un espacio interactivo, autónomo, descentralizado donde se descubren los cinco sentidos de manera persistente.

Una vez inmersos en el Metaverso uno experimenta una realidad equivalente a la que vivimos. Uno se conecta al internet y abre una puerta en la que el computador, la tablet y el teléfono nos enchufan a un mundo donde se puede jugar, comprar, trabajar, socializar y hasta tener citas en línea.

Bienvenido al Metaverso, ya eres parte de él.

Un comentario en “Un universo paralelo

  • el junio 21, 2023 a las 11:31 am
    Permalink

    Excelente y sencilla introducción.

Los comentarios están cerrados.