Cinco consejos para impulsar su crecimiento empresarial en el Perú

En los últimos 10 años, 31% de las empresas medianas retrocedió

Según el último informe de demografía empresarial del Instituto Nacional de Estadística e Informática (Inei), el Perú cuenta con 3.2 millones de empresas activas a nivel nacional, entre micro, pequeñas, medianas y grandes. Debido a la situación política y económica inestable de los últimos años, estas se han visto afectadas por el “enanismo empresarial”, es decir, las dificultades para lograr crecer.

Para el vocero de la Asociación de Empresas Familiares (AEF), Jerson Vega, este estancamiento es una situación muy preocupante, ya que refleja no solo un freno en el progreso individual de cada organización, sino también un impacto negativo en la economía en su conjunto. 

“Las empresas familiares en el Perú están tomando medidas frente a la desconfianza que existe desde el empresariado y que es importante que el Gobierno resuelva. El crecimiento empresarial de estas familias es vital para la generación de empleo, la innovación, la competitividad y el desarrollo económico de nuestro país”, manifestó.

Al revisar la Matriz de transición de empresas entre el 2012 y 2022 de la Superintendencia Nacional de Adunas y Administración Tributaria (Sunat), se observa que el 31% de las empresas medianas, pasó a ser micro, el 32.4% a ser pequeña, el 9% se mantuvo en el nivel y solo 27.7% pasó a ser grande. “Cifra similar presentan las empresas grandes, donde el 5% pasó a ser mediana, el 12.5% pequeña, el 19.2% micro y 63.3% se mantuvo”, agregó el especialista.

Precisamente, ante los desafíos para que las empresas crezcan, el especialista brinda cinco consejos para impulsar el crecimiento de las empresas. 

1.Establecer una visión clara. Frente a la coyuntura cambiante, procura definir tus metas a largo plazo y comunicar esa visión a todo tu equipo. Una dirección clara ayuda a alinear los esfuerzos de todos hacia un objetivo común.

2. Estar abierto a la adaptación. El mercado está en constante cambio, por lo que es importante estar dispuesto a adaptarse y ajustar tu enfoque según sea necesario. La flexibilidad y la capacidad de respuesta son clave para el éxito a largo plazo.

3. Innovación constante. Mantente al tanto de las tendencias del mercado y busca formas de mejorar tus productos, servicios o procesos. La innovación continua te ayudará a mantenerte relevante y atractivo para tus clientes.

4. Plan de continuidad. Para las empresas familiares, representa un desafío el cambio en el directorio de generación en generación, por ello es importante establecer un plan de continuidad sólido y bien definido. Este plan debería abordar aspectos como la sucesión de la dirección, la transferencia de conocimientos y valores familiares, la preparación de la próxima generación de líderes y la gestión de posibles conflictos familiares.

5. Expandir tu mercado. Explora oportunidades para expandirse a nuevos mercados geográficos o segmentos de clientes. Esto podría implicar la apertura de sucursales, la búsqueda de socios comerciales o la venta de productos o servicios en línea.

“Cuando las empresas no logran crecer, se pierden oportunidades de inversión, expansión y mejora continua. Esto puede llevar a un estancamiento económico a largo plazo y afectar adversamente a la comunidad empresarial, a los empleados y a la sociedad en general. Por lo tanto, es crucial identificar y abordar las barreras que impiden el crecimiento de las empresas para fomentar un entorno empresarial más dinámico y próspero”, concluyó Vega.