Estos son los 3 desafíos que una startup debe superar para lograr posicionarse

Cerca del 90 % de las startups están abocadas al fracaso por distintos factores

Las empresas emergentes deben afrontar distintos retos camino a su incursión rumbo al éxito, por lo que el hecho de no superar alguna de estas etapas tendría como consecuencia el fracaso del emprendimiento. Desde elegir bien al talento hasta manejar de manera óptima las herramientas tecnológicas, una startup debe tener claro hacia qué dirección va.

El posicionamiento de una startup es un proceso de vital importancia para lograr notoriedad dentro del mercado.  Los emprendimientos de mayor renombre son aquellos que tienen una estrategia de posicionamiento clara, la cual resalta la identidad, propuesta de valor y ventaja competitiva con el fin de sobresalir ante la competencia.

“En las comunicaciones es importante transmitir de manera clara y cercana la información de una marca, conociendo la idiosincrasia y contexto del lugar donde se va a comunicar. Con base en la investigación previa, seleccionamos los espacios adecuados, ya sea medio y audiencia, alcanzando así las metas establecidas”, explicó Hans Goecke, CEO de PRenseable. 

Todo proceso de posicionamiento debe superar tres desafíos para concretarse de manera efectiva, los cuales son:

– Desarrollo de la identidad comercial y propuesta de valor única: es la base que se debe establecer para poder crecer. Una startup que aspira a ser exitosa tiene que autopercibirse como tal, reconociendo los aspectos positivos y potenciando la imagen de la marca ante los ojos del público. El proceso de identidad comercial desarrolla  una propuesta de valor única, la cual demuestra la ventaja competitiva bien estructurada y alineada a la solución que se desea brindar, desarrollando así una percepción del público sobre la marca. 

– Estudio del mercado objetivo: el proceso de posicionamiento de una marca comienza con un estudio exhaustivo de mercado, en el que se identifiquen las características del cliente ideal. A partir de eso, la startup podrá orientar de manera más precisa la plaza que va a ocupar dentro del mercado objetivo. Una vez logrado esto, el producto o servicio se adaptará al perfil del consumidor ideal, maximizando el alcance y ocupando un espacio en la mente del consumidor.

– Uso de comunicación efectiva: los primeros dos puntos no tendrían sentido sin la correcta aplicación de la comunicación efectiva, para ello es crucial desarrollar mensajes claves, mediante los cuales el negocio digital transmita con total transparencia su identidad y la solución que va a brindar.